Festividades y Tradiciones

Semana Santa

Semana Santa:


Con más de 350 años, la semana santa mayor de la ciudad madre es la más antigua del departamento y una de las más solemnes y bellas de todo el país.

“Según deducimos de documentos apolillados y de La lectura de lo que nos dejaron escrito los viejos historiadores que en la ciudad han sido, con sus relatos de construcción de templos, traídas de imágenes y vida de personajes, bien parece que los orígenes de tan bellas y fervorosas procesiones de Semana Santa se remontan a la mitad del siglo XVII, en que se fueron organizando paulatinamente, a medida que se organizaban las piadosas cofradías y se levantaban los altares en los templos dedicados a los santos de tantas devociones que iban surgiendo. Esto ocurría principalmente en el nuevo templo parroquial, construido en el mismo sitio donde estuvo el primitivo destruido por un incendio el 21 de agosto de 1656.

Eran los tiempos del Cura y Vicario de la parroquia, padre Lorenzo Cortés de Ordaz y Figueroa y de su sucesor en el cargo el clérigo Francisco José de la Serna Palacio, lo mismo que del gobernador de la provincia el Capitán Juan Bueso de Valdés. Estos dos personajes de la época , el Vicario de la Serna y el Gobernador Bueso de Valdés, se las hubieron en sana competencia, en lo que a construir y adquirir imágenes para las iglesias; cual más cual menos, a medida de las circunstancias y de sus arcas… (Juan Bueso de Valdés manda construir la capilla de las ánimas y La Serna una capilla para el Cristo o Calvario).

Por los años de 1746, el licenciado Gonzalo Lasso de la Vega construyó a sus expensas una capilla de regulares dimensiones que dedicó a Nuestra Señora de las Angustias, de que era gran devoto. El mismo hizo venir la imagen o estatua que aún hoy se conserva de la misma advocación la que colocó en su capilla. Y al lado de ésta por el mismo tiempo hizo construir otra de dimensiones menores el R. P. Joseph de Guzmán, dedicada al Señor de la Humildad (El Señor Cañido) y le decía misa cada martes del año en la capilla.

La procesión de la Virgen de las Angustias y del Señor caído se hacía de noche por las calles de la ciudad, a la que “concurre todo el pueblo con mucha devoción y ternura”, según descripción del mismo Lasso de la Vega.

Estas dos imágenes, como tantos otros elementos de la iglesia parroquial, fueron trasladados a su debido tiempo al templo de Santa Bárbara…
Puede decirse que si el Gobernador Juan Bueso de Valdés, los vicarios Ordás y Figueroa y Palacio de la Serna y el licenciado Lasso de la Vega no fueron los iniciadores de la Semana Santa en la ciudad de Antioquia, al menos le dieron gran impulso y mejor organización, porque esta parece que tuvo su origen en tiempos más remotos…

(El padre Francisco Luis Toro, manifiesta que en 1566 el sacristán Antonio Moyano viajaba a Santa Fe en calidad de chasque por cuenta de la iglesia para proveerse de lo necesario para la celebración solemne de la Semana Santa y demás festividades.).

Respecto a las imágenes de la Iglesia de mi Padre Jesús que dan suntuosidad a las procesiones de Semana Santa, solo se conoce, aunque de una manera muy vaga, la historia del Nazareno, narrada también por el Padre Francisco Luis Toro en la “Historia de una estatua”, publicada en “Antioquia Histórica”, en la que dice que esta “hechura” pudo haber llegado a la ciudad en 1740. Por lo que corresponde a los demás “pasos” de esta iglesia, nada sabemos de ellos. Pero es probable que sean contemporáneos o menos viejos que Mi Padre Jesús…”.

 

 

Semana Santica de los niños

Semana Santica:

Actividad que nació como un juego a finales de la década de los 60 del Siglo pasado, cuando los niños que hoy ya sobrepasan los 50 años, jugaban durante la Semana de Pascua, recreando en vivo las procesiones que acababan de conmemorarse en la ciudad. 

Todas las tardes, después de las actividades escolares, los menores conseguían sábanas, manteles, colchas, tablas de camas y otras piezas pertenecientes al mobiliario de sus casas para reconstruir las procesiones que protagonizaban previamente los adultos. 

Así se convertían en cargueros, santos y mártires. Este juego causaba la santa ira de algunos, prelados de la época, que lo consideraban un irrespeto inaceptable. Hoy en día, esta fiesta recibe el apoyo de la curia episcopal que halla en ésta, una práctica piadosa, una catequesis viva, que se debe seguir, acompañar y promocionar, no solo en el departamento, sino en Colombia y ante el mundo. 

Patrimonio: 

Esta tradición, que cada año concentra la atención de los oriundos y los medios de comunicaciones locales y departamentales, es ahora patrimonio inmaterial por sentido de pertenencia, tal como lo afirman los comprometidos menores. 

La banda infantil de la Escuela de Música Jorge Robledo Ortiz es quien acompaña, al lado de otras bandas de Santa Fe de Antioquia, las procesiones. Entre tanto, el Museo Juan del Corral, se une a esta conmemoración litúrgica con la exposición que alberga en la Sala de Exposiciones Temporales, muestra con la cual se pretende contribuir a la continuidad de una tradición arraigada, bella piadosa y digna de reconocimiento nacional e internacional. 


La Fiesta de los Diablitos

Fiesta de Los Diablitos:


Estas fiestas datan de 1653 y su inicio se dio en una época en la cual el municipio estaba dividido en grandes haciendas, trabajadas por esclavos que disponían de un solo día de descanso anual, que normalmente era el 28 de diciembre. Por ese motivo, en esta fecha los esclavos se reunían y organizaban un festín que estaba patrocinado por el poseedor de los mismos. Así, durante el día los esclavos se disfrazaban como sus amos, con largas capas, trajes coloridos y máscaras, y luego danzaban, cantaban y recitaban versos. Con el tiempo, la fiesta se ha ampliado a toda la semana y recibe el nombre popular de fiesta de los diablitos, para hacer referencia a las diabluras que son permitidas durante su transcurso.

Es la más antigua de las fiestas que se celebran en el departamento. Las Fiestas de los Diablitos se realizan en diciembre, en Santa Fe de Antioquia, y de ellas se tiene certeza histórica desde mediados del Siglo XVII. Se destacan eventos como el desfile de comparsas, las “becerradas” ,  los bailes y ritmos como la candanga y los bundes.


Día clásico de la Bicicleta

Día clásico de la bicicleta:


Cada año el 20 de Julio en Santa Fe de Antioquia se celebra el Día Clásico de la Bicicleta para hacer también presente el día de la Independencia de Colombia en el cual el pueblo, jóvenes, adultos y niños se volcan a recorrer las calles del municipio en su bicicleta, las que tienen diversos estilos, formas y decoraciones motivados por los premios y el reconocimiento del pueblo. Un esfuerzo que realiza año tras año por entidades y la Administración Municipal de Santa Fe de Antioquia.


Fiestas del Tamarindo, Fruto tropical.

Fiestas del Tamarindo:


La fruta más representativa de la región es el tamarindo, es por esto que en 1995 se creo una fiesta con el fin de rendirle un homenaje no solo a este manjar sino a todas las personas que tienen que ver con su recolección y procesamiento. Durante 3 días en el mes de agosto las calles son invadidas por actos culturales y como fiesta colombiana que se respete no puede faltar el reinado y el concurso del tamarindo más grande.

Las fiestas del Tamarindo tienen lugar en Santa fe de Antioquia del 17 al 20 de julio en donde la realización de reinados, concursos de canto y baile, orquestas trajes típicos y gastronomía de la región, se toman el municipio para conmemorar y darle importancia la cosecha del Tamarindo, ya que es uno de los frutos más cultivados por los habitantes y es una fuente de ingresos.

La celebración de las fiestas del tamarindo tiene como objetivo principal, encontrar un espacio de esparcimiento para la sociedad, e incentivar a las nuevas generaciones sobre este fruto tan legendario y autóctono de nuestro pueblo.


Concurso Nacional Antioquia le Canta a Colombia 2013

Festival Musical Antioquia le canta a Colombia:


Antioquia le canta a Colombia festival concurso Música andina colombiana pasillo bambuco vals guabina torbellino caña chotistiple bandola guitarra Colombia, Canción inédita, y concierto dialogado.

Fue en el año de 1975, luego del homenaje que la Gobernación de Antioquia le rindiera al insigne poeta pereirano Luis Carlos González, al imponerle en su pecho "La Estrella de Antioquia", cuando un grupo de tertuliantes se dieron cita en el estadero "Los Recuerdos" de Medellín, para dialogar con el poeta mayor de la "trasnochadora, morena y querendona" ciudad del Otún, autor de la letra de un gran número de bambucos que engalanan el pentagrama colombiano. 

En medio de las anécdotas y las historias de la cultura antioqueña, animados por la semilla de las remembranzas, fue unánime el deseo de apoyar la idea del notable periodista y escritor Alberto Velásquez Martínez, para realizar un evento con la misión de preservar y divulgar la canción autóctona de la región andina. Allí estaban el entonces Gobernador de Antioquia Oscar Montoya, el poeta Jorge Robledo Ortiz, el ingeniero Guillermo Hincapié, el historiador musical Hernán Restrepo y los hermanos Jaime y Óscar Salazar, quienes pusieron a disposición su cálido estadero, para darle espacio y aliento al proyecto. El periódico "El Colombiano", a través de Juan Gómez Martínez y Jorge Hernández Restrepo, abrió generosamente las páginas culturales para impulsar lo que en ese momento parecía una quimera. 

Algunos meses después, cuando comenzó en 1976 el primer Festival denominado ANTIOQUIA LE CANTA COLOMBIA, se sumaron personajes como el compositor Héctor Ochoa Cárdenas, el médico, escritor y poeta Jorge Franco, el compositor Hugo Trespalacios, el ingeniero Ignacio Molina, el médico Jorge Enrique Soto, entre otros, para comenzar en firme esta serie de certámenes musicales. 

Para comenzar, fueron convocados a concursar los solistas, duetos y tríos de los Municipios de Antioquia. Para mayor realce, en los primeros años del Festival, muchos de los mejores conjuntos musicales del país se hicieron presentes en su calidad de "Artistas Invitados". Entre otros, los duetos Garzón y Collazos, Espinosa y Bedoya, los Hermanos Martínez, Silva y Villalba, el Dueto de Antaño, Gómez y Villegas, Los Médicos, el Trío Colombia. Para bautizar los premios a los ganadores de cada certamen, se tomaron nombres ilustres de poetas y compositores antioqueños: Carlos Vieco, José A Morales, Eusebio Ochoa, Epifanio Mejía, Vives Guerra, Blumen y Tartarín Moreira. Y en cada jornada musical, dimos las gracias por los aportes recibidos de las pocas empresas que entendieron la utopía. 

El Festival fue creciendo en audiencia, de la misma manera como creció la participación de los artistas concursantes. En otros Departamentos se animaron a crear sus festivales de música colombiana y los que ganaban en "Antioquia le canta a Colombia", competían y triunfaban en esos certámenes. Y no pocos se convirtieron en figuras destacadas de la música nacional. 

El certamen pasó a las instalaciones del viejo Aeropuerto Olaya Herrera. Luego se tocaron las puertas del Palacio de Exposiciones; y en 1995, cuando el Festival fue abierto a los participantes de los Departamentos del Eje Cafetero y así cobijar lo que fue la Antioquia colonizadora, se escogió como sede del evento a Santa Fe de Antioquia - ciudad de títulos y derechos heráldicos, declarada Patrimonio Histórico y Arquitectónico de la Nación - para asentar el certamen en ese bello rincón urbanístico, en esa ciudad museo, en donde el pasado y el presente se recrean con su maravillosa arquitectura colonial. 

Fertilizada por el cariño y el afecto de la "Ciudad Madre", "ANTIOQUIA LE CANTA A COLOMBIA" amplió su convocatoria en 1998 a los mejores exponentes de nuestra música nacional residentes en los 15 Departamentos que conforman la Zona Andina Colombiana y se constituyó en uno de los eventos más importantes y queridos del país. Desde entonces, a este magno certamen convergen desde los más apartados lugares, los artistas intérpretes que con sus voces, tiples, bandolas y guitarras, le entregan al público que colma las instalaciones del Coliseo de Santa Fe de Antioquia y a los varios millones de televidentes, su talento, su creatividad interpretativa, para que lleguen al sentimiento de todos, los bambucos, pasillos, sanjuaneros, guabinas y valses que hacen parte del cancionero antológico colombiano y las canciones inéditas que habrán de enriquecer el catálogo musical de Colombia. En este orden de ideas, hoy es Colombia la que desde Antioquia le canta a todo el país. 

Han sido 35 años de una vida agitada, a veces con incomprensiones y sinsabores para obtener los recursos que permitan llevar a cabo cada evento, pero con la satisfacción de que la empresa se fundamenta en el verso y el pentagrama para obtener cosechas sentimentales, emotivas y abundantes. 
Si a su gestor le correspondió abrir la trocha para llegar al llano y colocar la primera piedra de este edificio musical, es grato reconocer que para hacer realidad la aventura soñada se ha recibido la cooperación de personas que entendieron los afanes y mensajes en su momento. En estos siete lustros, ANTIOQUIA LE CANTA A COLOMBIA vuelve a renovar sus objetivos e ideales, para proseguir su noble y permanente labor de exaltar los valores musicales de nuestra identidad cultural y abrir espacios de promoción y estímulo a quienes por la vía de la más bella de las artes, siguen engalanando el cancionero colombiano. Otra forma de construir patria. 

 


La Fotografía Vive su fiesta !

Festival de Fotografía:


Es el evento cultural donde consiste en invitar, y hacer de la fotografía un arte en nuestra tierra, es el espacio que se le brinda a los fotógrafos tanto cómo profesionales cómo no profesionales para tomar fotos y tratar de expresar mediante de ello, alguna temática a la que anualmente va cambiando.
El Festival de Fotografía también hace reconocimiento a las personas que han hecho un gran trabajo por  la cultura de Santa Fe de Antioquia cómo lo es el premio a la cultura Julio Vives Guerra.

 

Festival de Cine y Vídeo

Festival de Cine:


Evento cultural cuyo mayor encanto consiste en que gran parte de la proyección de películas, cortometrajes y documentales se realiza al aire libre. Fue fundado en el 2000 y conserva una idea fundamental: la creación de un festival temático, que varía cada año. Además, se presentan producciones de realizadores jóvenes y se hacen conversatorios con directores y actores nacionales e internacionales. La asistencia a las proyecciones y actos académicos es gratuita. Se realiza anualmente, el segundo fin de semana de diciembre.

El Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia se ha llevado a cabo en doce ocasiones y en la actualidad preparamos la número trece. La muestra principal ha estado constituida por ciclos temáticos y se ha presentado al aire libre y con una característica que no tiene ningún certamen similar en el continente: la exhibición de películas y las muestras alternas son completamente gratis para el público. Los resultados han superado todas nuestras metas, y cada día crecen el interés y el compromiso con el evento de los habitantes y autoridades de la región y el departamento.
Además de la realización de los festivales, ha sido objeto de nuestras labores la formación del público en torno a lo audiovisual. Varios talleres de producción dirigidos a pobladores del occidente antioqueño propiciaron -y propiciarán- momentos gratos durante nuestros festivales, cuando se han presentado al público las producciones realizadas por sus coterráneos. Adicional a esto se lleva a cabo en Santa Fe un doble cineclub, en el que se presentan, siempre gratis, películas seleccionadas para el público infantil y adulto, en ciclos alusivos al tema del Festival.

Además hemos posicionado durante diez años el Festival de Cine Colombiano de Medellín, que se convierte en el único certamen de este tipo dedicado enteramente a nuestro cine y se realiza durante los últimos días de agosto. Esta es una parte fundamental del aporte que viene haciendo la Corporación a la cultura de nuestro país, pilar de nuestra filosofía y de nuestro compromiso social.


Fiestas del Río Tonusco

Fiestas del Río tonusco:


Durante 20 días las calles de la ciudad lucen abandonadas porque todos, absolutamente todos, se van para el río Tonusco específicamente.
La Administración local es la encargada de abrir 3 lagos de 80 metros cuadrados cada uno para hacer del río Tonusco un gigantesco balneario. A sus orillas se pueden practicar deportes de playa o bailar.

Pero el evento central es el concurso de sancocho donde las habilidades culinarias se ponen a aprueba. El ganador es el plato que más ingredientes reúna conservando un sabor exquisito.

 

 

Santa Fe de Antioquia los espera; el verano está aquí...
ARRIBA